viernes, 22 de julio de 2016

Los juegos, pasatiempos, talentos y gustos desde las experiencias de jóvenes y adultos Asperger.


Si bien las personas Asperger tenemos las mismas características que definen el Síndrome, también hay diferencias propias del ser humano, por lo tanto cada uno de nosotros, a lo largo de su vida, ha tenido sus propios juegos, pasatiempos, talentos y gustos, los cuales pertenecen a las características personales más allá del Síndrome, aunque existan coincidencias entre algunos en cuanto a intereses se refiere.

A continuación le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger sobre este tema (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad):

 Sobre nuestros juegos de niño:


-En mi caso me gustaba jugar, solitario o desarmar cosas.

-Me gustaba mucho jugar con mis autobuses a simular la central de mi ciudad, a veces desarmaba mis juguetes, y uno de mis mejores juguetes fue un microscopio, cuando me lo regalaron, siempre me la pasaba con el microscopio, y dure así como año y medio.

-Yo solo jugaba al fútbol o al escondite. A veces monopolio, pero muy raro, casi nunca monté en bici, no aprendí a jugar béisbol realmente, y nunca aprendí barajas, dados, canicas, surf, skate, etc. Tenía unos carritos eléctricos con una pista de plástico, pero casi nunca la usé. A veces jugaba a las muñecas con mis hermanas, pero esa época no duró mucho.

-Yo jugaba con objetos, perseguía las hormigas desde que salían del hormiguero hasta que encontraban comida. Con computadoras, en primaria, ya sabía programar en basic, y raramente jugaba con otros niños, pero por lo general con juguetes. No jugaba con balones ni nada de eso hasta llegar a bachillerato, y muy pocas veces.

-Me atraían los objetos que giraban: Sean balones, llantas, dados o monedas; me compenetraba en esa rutina.

-Jugaba con Legos, barbies, monopolios, caballitos, tocaba el piano, jugaba a la doctora, la periodista, la presentadora de tv.

-Me trepaba de los árboles y de las canchas; jugaba a las cogidas, ponchados; me gustaba hacer bromas y salir corriendo como alma que lleva el diablo; montar bicicleta, primero de 4 ruedas y luego solo con dos( fue un gran paso); microfútbol con mi familia, futbolín con tapitas de gaseosa y alambres de luces de bengala (chispitas mariposa). Con los muñecos de peluche imaginaba mundos y personajes, y a veces jugaba brusco. Cuando crecí no jugué más micro porque me volví muy torpe. Aprendí algo de taekwondo a los 14 años, pero no pasé de ser cinturón blanco.

-Si no estaba dibujando, que siempre ha sido mi pasión, o en la escuela, jugaba poly station, o veía mis caricaturas favoritas, o me la pasaba en una computadora antiquísima, que le había vendido a mi papi por engaño, haciendo dibujos con letras x (no me quedaban mal, para qué). Entonces, cuando mi mamá se cansaba de tenerme en casa, me mandaba al parque y me la pasaba en la patineta destrozándome las rodillas o asustando a mis hermanas.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

 Sobre los pasatiempos:


-Mis pasatiempos son: Leer, pintar, dibujar, escribir y cantar. Últimamente sólo leo por cuestión de tiempo. También he hecho actividades, como: Campismo, rappel y tirolesa. Las primeras veces fueron muy difíciles para mí, pero después uffffff... Al 100%. Confieso que me ayudó mucho.

-Yo desde que ingresé a este grupo, tuve la motivación de escribir reflexiones, o sea, siempre fui muy reflexivo e introspectivo, pero bueno, acá siento la motivación para expresarme más que en otros ambientes. Escribir me divierte, me hace pensar y conectarme con el entorno. Desde hace unos meses me he planteado firmemente la idea de redactar, no sólo como un hobbie, sino como algo que me pueda ser rentable en otros aspectos.

-Yo hago alpinismo, pero ya casi no puedo por el tiempo.

-Me gusta coleccionar monedas de distintas partes del mundo, escuchar música y cocinar.

-Yo me entretengo escribiendo cuentos y poesías, editando vídeos con Movie Maker o Sony Vegas, y haciéndome alguna que otra página web.

-Informática, lectura, fotografías y estar con mis mascotas. Ahora menos por cuestiones de tiempo pero se incluye ver películas, animé, leer manga, etc.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

 Sobre los talentos:


-Yo siempre destaqué en talento literario, hago poemas que salen de mí y artístico (pintura) y el que me encanta: Musical.

-Literario. Poesia, cuentos, novelas.

-Me cuesta mucho definir talento, por cuanto puedes pasar años dedicado a hacer una sola cosa, y te conviertes en experto, ¿pero es eso tener talento en esa actividad?

-Yo toco guitarra desde los 14 años, aprendí prácticamente sola y también compongo canciones y he escrito varios poemas, soy muy buena para la armonía de voces y en ello trabajo, también toco un poco de flauta y percusión.

-Si bien se me da mucho la escritura, hasta el momento no he escrito nada oficial, tengo miles de hojas dispersas y documentos word, pero ni un solo libro o poemario, miles de historias en mis pensamientos que me distraen de muchas maneras, pero ninguna novela final ni cuento terminado, es un talento que no lo exploto, o como diría Picasso, cuando viene la inspiración, no me encuentra trabajando en serio en eso. Así que no puedo decir que soy un experto.

-Cuando yo era niño, dibujaba muchísimo, pero más que todo, eran vehículos y logotipos. Esto último quizás pudo haber despertado mi talento de diseñador gráfico.

-Es mi pasión y forma de ganarme unos centavos: Me dedico a hacer retratos en diferentes técnicas, pero las más solicitadas son en carboncillo y lápices de colores (este último es muy trabajoso, pero me encanta).

-Yo de niño no sabía dibujar; recuerdo que en el colegio se reían de mis dibujos, entonces me reté a ser mejor. He mejorado muchísimo, pero todavía me falta. Me gusta más en carboncillo, porque a lápices de colores, me cuesta un poco.

-Yo dibujo en grafito y carbonilla, y pinto con acrílico. Empecé a ir a clases de dibujo hace dos años.

-Por tiempos, a veces dibujo, a veces escribo, a veces fotografío, otras veces no tengo inspiración y no hago nada.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

 Sobre las canciones:


-Hay muchas canciones que me dan tristeza, si las escucho, la melodía se me mete en la cabeza y no hay forma de sacarla y me tiene todo el día deprimida.

-Yo uso la música para tratar mi alexitimia. Tengo canciones para casi todo y unas tristes para cuando no tengo como expresar la tristeza; una de las que me causan nostalgia es la de Rivers flow in you de Yiruma.

-Así como me dan tristeza, también me pueden dar alegría. Es tan interesante el juego de notas, acordes. Me gusta la música de Kwajbasket, me tranquiliza.

-Me sucede sólo con la música, las letras de las canciones ni la escucho, la voz para mí es sólo un instrumento más, parte de la melodía.

-Escucho música para calmar mi ansiedad.

-Yo, como paso la mayor parte del tiempo sola, me acompaño con la tele o escuchando mis canciones favoritas, las puedo poner una y mil veces y aún me siguen gustando ¿qué si me he dado cuenta que música escucho? Coordina con el estado de ánimo que tengo en ese momento, puedo poner música triste si estoy triste o música animada cuando estoy animada. 
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

 Sobre los animales:


-Siempre me han gustado los animales. Mi primera carrera profesional, era Veterinaria.

-Soy ovolacto vegetariano, activista por los derechos de los animales desde el 2010. Respeto toda forma de vida, así que son como mis hermanos.

-Me gustan los animales. Debo admitir que la conexión la siento más única y verdadera con los animales, que con los humanos. Ellos enseñan que con el silencio se puede decir mucho más que con palabras.

-La zoología y la vida natural fueron mi primera fijación; dediqué casi toda mi niñez y parte de mi adolescencia a ese tema. Un tema que a veces me disgusta (con todo el respeto a los amantes de las mascotas), es que muchos animales salvajes están en peligro de extinción y otros ya extintos recientemente, y muy poca gente les importa eso, en internet y facebook abundan más las campañas de "salven a este perro" o "vi a un perrito enfermo en X lugar. Difundan esto para rescatarlo" o "dale like si tú no lo abandonarías" con la imagen de un perro. Hasta hay terapias, comida, masajes, cortes y todo para los animales domésticos, tanto perros y gatos mayoritariamente, pero es solo porque son una especie cercana al ser humano y los cuidan mucho por pertenencia y porque les afecta al ser un animal, supuestamente, más directo. Hoy queda solo un rinoceronte blanco y su especie se extinguirá, pero a nadie le interesa porque no vive en su casa, ni lo consideran parte de su mundo. Cuando hablamos de salvar a la vida animal, no hablamos solo de salvar a un perro o un gato, hay animales que necesitan de verdad ser protegidos y sin embargo son ignorados.

-Entiendo mejor a los animales que a las personas. Me enoja fervientemente cuando dicen "los animales nacieron (o son) malos", es parte de su instinto. Además, teniendo animales en mi casa, ellos son los que se acercan cuando me siento mal. No tienen segundas intenciones. Si bien como carne, no es de mi preferencia.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-Me encantan todos los animales, me enamoran los gatos, desafortunadamente tengo alergia a una proteína en su saliva que me produce asma. Y los animales marinos los admiro y me fascinan, pero al mismo tiempo siento mucho respeto; a los animales salvajes también los admiro y respeto, son de una naturaleza diferente y pueden liberar muchísima fuerza en un instante.

-Prefiero convivir con animales que con humanos, me llevo mucho mejor con ellos.

-Mis perros me han ayudado mucho (llegué a tener 12 perros y en los pocos momentos que no tuvimos perros teníamos "visitas" perrunas de vecinos y podría asegurar que algunos parecían más nuestras mascotas que la de nuestros vecinos). Me tuvieron paciencia cuando no entendía algún código (actualmente NT me han llegado a reprochar que entiendo mejor a los perros que a ellos. Y detalle curioso, también aseguran que cuando estoy mal emocionalmente sólo me falta tirar las orejas para atrás como perro). También han sabido entenderme y reconfortarme cuando estuve mal.

Las imágenes utilizadas en este escrito pertenecen a Rodrigo Corvalán, un gran fotógrafo con el síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:


Le invitamos a ver este vídeo de Diego, un joven con el Síndrome de Asperger, en donde explica cómo puede ayudar a un aspie el visitar un parque:


viernes, 15 de julio de 2016

Los Intereses Restringidos desde las experiencias de jóvenes y adultos Asperger.


Una de las características de las personas con el Síndrome de Asperger son los intereses restringidos. Esto se refiere a que cuando un tema nos interesa, nos obsesionamos con él y le dedicamos mucho tiempo a su investigación, y por ende es de lo que más nos gusta hablar en el tiempo en que no lo estamos estudiando y/o practicando. Puede que existan aspies que aún mantengan el tema de interés de su infancia, pero lo más probable es que haya ido sumando, a lo largo de los años, otros intereses. En este punto el profesional encargado de diagnosticar, debe tener claro que los intereses puede que vayan cambiando con los años en un aspie, y no puede dudar de que el paciente tenga la condición sólo porque ya no le interesa investigar sobre dinosaurios o algún otro tema que lo haya obsesionado cuando pequeño, o porque haya tenido más intereses restringidos a lo largo de los años.

A continuación le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger sobre este tema (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad):

 Sobre los intereses restringidos:


-Yo he cambiado de intereses. Antes me interesaba la medicina, ahora me interesa la ciencia, la informática, la música, asuntos espirituales, y otros temas más.

-Los intereses cambian, así como maduramos cambiamos; más lento que los Nts, pero cambiamos. Los intereses se convierten en conocimientos y podemos ser versátiles; yo lo soy, aunque me ha costado trabajo por ser Asperger y me veo retratado en muchos de los que están en este grupo. Me parece que la intensidad en las características del síndrome varían de uno a otro.

-Yo he tenido varios intereses en mi vida pero hay uno que ha sido casi constante aunque por algún tiempo me alejé y luego lo retomé y sigue siéndolo, pero a la par siempre ha habido uno o dos que van variando con el paso del tiempo.

-Yo he ido cambiando de temas a lo largo del tiempo. Mucho está relacionado también con la edad y con los intereses propios de la madurez emocional y el rol que uno va ocupando en la sociedad. Yo me he obsesionado por muchas cosas a lo largo de la vida, y en el mejor de los casos, todo esto me ha servido como cultura general. La capacidad de relacionar temas que aparentemente son muy distantes entre sí, tiene que ver con el sentido común y con la formación de criterios.
Fotografía: Camilo Cuevas.


-En lo personal ha ido cambiando de intereses, algunos luego de mucho tiempo los retomo y otros los olvido, así como, he ido agregando nuevos intereses.

-Los intereses cambian. El de los dinosaurios y la astronomía lo tienen casi todos los niños aspies, pero después se diversifican.

-Yo cambié mucho de intereses, ahora de hecho cultivo algunos; si bien no por igual, pero tengo varios. Los aspies THDA tienen un índice de cambio muy grande, respecto a sus intereses. Pueden interesarse en algo un día y dejarlo al otro o en unos años. Recuperar intereses antiguos también es una conducta común en aspies. En hipótesis, porque al recibir el mismo estímulo especial o recuperarlo, es de alguna forma como si otra vez esa actividad nos diera esa chispa de emoción que nos daba antes.

-Los intereses cambian. Tuve varios diferentes aunque siga teniendo desde chica interés en la informática. Los otros fueron teatro, historia de Egipto, grafología, materias relacionadas con técnica en general, psicológica. Mi padre es Asperger también, y cambia de intereses seguido pero no deja de hablar de esos temas hasta que cambia de interés

-Mi interés limitado es referente al camino de Santiago y todo lo que tenga que ver con él, naturaleza, animales etc. He ido cambiando de intereses, pero cada uno me tuvo obsesionada por bastante tiempo.

-Mis intereses restringidos van cambiando con el tiempo. Los más significativos en lo personal; de chico eran los dinosaurios, el espacio, después de adolescente, la geografía y la historia. Ya más grande me interesé por la teología y diversos temas metafísicos. Ahora estoy con el conspiracionismo; nuevo orden mundial, illuminatis, etc. En el futuro no sé por qué tema me obsesionaré, por así decirlo. Tanto meterme en esos asuntos conspiracionistas me empujan hacia al pesimismo y a la preocupación constante, sea verdad o no igual afecta mi ánimo, por lo que ya evalué dejarlo un buen tiempo y vivir como si no hubiese visto nunca esos temas.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Hace unos años pero me estaba volviendo algo paranoico y esquizofrénico, me metí demasiado en esos temas y tuve que “bajarle el voltaje”, ya hasta me decían que estaba loco. Todo empezó por lo del 2012 y el fin del mundo y más que todo por el número 21. Se me convirtió en una obsesión averiguar qué significado tenía ese número y casi me vuelvo loco, pero me re habilité jajaja Todavía sigo con esos temas porque me encantan, pero más “suave” ya que soy muy sensible, y saber tanto de lo que sucede en este planeta me pone mal y casi suicida.

-Yo también estoy muy interesado en como gobierna y qué planes tiene para nosotros la elite mundial, uff por cierto, ya falta poco para el 9/23 quién sabe qué pasara.

-Mis intereses restringidos son la informática, todo lo que tiene que ver con Linux y los sistemas embebidos, y también el tema del Asperger y el autismo forma parte de mis "intereses restringidos".

-Últimamente no hago otra cosa aparte de sudokus, aun me interesan otras cosas pero los sudokus me absorben por completo ahora.

-El mío, recurrente, la escritura. La política también, la igualdad, la justicia. Luego variando temas concretos en función del momento, breves obsesiones que no me dejan pensar en otra cosa.

-Mis intereses también han ido variando con el paso del tiempo. Ahora me interesa las técnicas de escritura persuasiva, la lucha por los derechos de los discapacitados (sobre todo los discapacitados psíquicos), y hace poco, he descubierto la kizomba, incluso tengo un blog que habla sobre ello y estoy planeando escribir un libro.

-Te puedo mencionar los principales y más restringidos: Dinosaurios. Informática y lenguajes de programación. Comics y videojuegos. Libros.

-Yo me intereso solo por cosas intelectuales. Me gusta, leer, escribir, dibujar, escuchar música y aprender de ella. Me gusta escuchar radio.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Ahora mismo estoy con la lucha que he retomado después de hace bastantes años y lo intento compaginar con algún otro interés. Me he apuntado a una clase donde hacemos "vale todo" porque así puedo practicar técnicas de krav maga (base de las clases), boxeo, de full contact, de BJJ y judo, armas, aikido y kung-fu, etc. Todo en el mismo sitio. A parte de entrenar tengo una colección audiovisual extensa. Allí nos enseñan Krav Maga y Jiu-jitsu sobre todo, pero yo me empapo de otros sistemas como wing chun, ninjutsu, etc. En mi caso, con dos niños pequeños y el trabajo, apenas me queda tiempo para un suspiro; porque siempre suelo tener algún proyecto de informática o técnico en marcha o en mente. Mi trabajo actual, de hecho, lo tengo gracias a mis intereses especiales que me han enseñado mucho. Por cierto, yo no lo veo como algo obsesivo, porque una de las mayores satisfacciones que puedo sentir es descubrir y aprender; es una sensación tan especial y completa que no la llamaría obsesión, sino interés y fascinación. La contraparte pueda ser que a veces quedar o interactuar con gente sin estos intereses lo perciba como limitante igual; y puede causar ansiedad el no tener tiempo para hacer en tu ocio lo que más te gusta; y eso hay que controlarlo y cambiarlo cuando convives con gente que te quieren y a la que quieres. De cocina tengo también gigas y gigas de libros pero ahora mismo no tengo tiempo para mucho, aunque lo aprendido se nota a la hora de cocinar.

-Desde pequeño me encantó leer y hacer dibujos de mapas, sí, a mano o a pulso copiarlos de los libros. Me encanta la geografía y la geología (irónico porque soy psicólogo). Tengo una colección de piedras de todo el mundo (me traen o yo traigo), esta fascinación la he tenido desde pequeño. Mientras he ido creciendo adquirí el gusto por la lectura de aventura y policiaca, por el manga, anime, comics y dibujos animados, juegos de video antiguos (80 y 90), series de tv y ahora último por el cine y la fotografía. Me gustaría poder complementar todos mis gustos y aficiones en una sola, algo así como un libro de paisajes geológicos de mi país, ilustrado con fotos y con historias de cada lugar. 
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Mi primer interés fueron los autos o carritos a escala, sean Hot Wheels o Matchbox, fue algo intenso, todavía recuerdo la sensación que me producía mi auto preferido cuando tenía 5 años, era un chaparral de 1967.

-Puedo ser obsesivo en ciertos aspectos con cada cosa. Actualmente serian en este orden pero en otros tiempos podía dedicarle más tiempo a una cosa en vez de la otra:
1- Correr: Me desespero si paso algunos días sin hacerlo (por cuestión de tiempo). Considero que es esencial para mantenerse saludable, mentalmente ante todo (a pesar de lo que se pueda creer). Más que una cuestión de hacer ejerció por el mero hecho de "tener" que hacerlo, me agrada el hecho de recorrer distancias al aire libre. Por eso no me gusta el gimnasio y nunca iría a uno. Y bueno, caminar también, siempre intento movilizarme caminando rápido. Aunque no siempre se puede, claro, pero mientras el recorrido no me tome más de una hora u hora y media, lo hago, y así.
2- Fotografía: Bueno, es evidente porque es lo que estudio y siempre hay que practicar ante todo. Pero obviamente no "toda la fotografía", personalmente me gusta simplemente tomar la cámara y salir a dar vueltas caminando con ella, al menos llegaré con una o dos fotos de casas o fachadas antiguas, que es una de las cosas que me encanta fotografiar. Además de registrar calles o barrios, también me gusta la naturaleza, pero no tanto como paisajes, sino, buscar el "lado" (no voy a decir "poesía" aun porque no me siento a ese nivel) en árboles, raíces, rocas... todo lo que me parezca atractivo de ello. Esas dos temáticas me hacen sentir bien, tan simple como eso. No me gusta mucho tampoco trabajar en estudio (aunque tampoco estoy cerrado a nada, porque creo que de todo se aprende, incluyendo lo que no me agrade tanto). También dentro de lo más temático, me encanta leer y buscar información y libros de autores clásicos de mi interés, mientras que me aburre toda la parte más “tecnológica” sobre equipos y accesorios.
Fotografía: Camilo Cuevas.

3- Cine: Ya no veo películas por cuestión de tiempo aunque sigo leyendo y buscando comentarios o informaciones sobre todo ello. Aunque como lo anterior, tampoco me interesa todo el cine, sino que por lo general el clásico de entre los años 30 hasta los 60, sobre todo los Western, cine negro, neo realismo Italiano, y ojala ver todas las películas posibles de mis directores y actores preferidos (también clásicos por lo general). Durante unos años estuve "devorando" una película tras otra al mismo tiempo que buscaba libros sobre éstas o sus autores.
4- Música: Bueno, creo que todo el mundo simplemente. Aunque creo ser muy selectivo, simplemente no puedo escuchar algo con lo que no sienta un grado de identificación y creo que hay un motivo para escuchar una cosa que otra, pero tampoco creo ser cerrado de mente porque de hecho creo que en conjunto hay variedad en mi gusto. Obviamente es fundamental para mí ya que creo que me cansaría corriendo o caminando por la ciudad sin ir acompañado de ella. O también mientras trabajo en la computadora con tareas e incluso cuando salgo a tomar fotos en la calle. Nunca escucho música por sí solo, sino como complemento de otra cosa (supongo que como todo el mundo en todo caso). En general casi pura música de los años 70 y 80 (salvo algunas excepciones).
Bueno, esos serían mis intereses generales y que me consumen buenas parte del tiempo, nunca podría aburrirme, más bien siento que me falta siempre tiempo para todo.
Fotografía: Camilo Cuevas.

 Sobre la evolución de los intereses:


-Pareciera que en la niñez los intereses no tienen una lógica, o sea, vienen solamente porque simplemente se despierta la curiosidad. En cambio, a medida que vamos creciendo los intereses se van relacionando con cosas que tengan que ver con lo que sucede en nuestro entorno o en la sociedad. Interesante.

-Mis intereses en el tiempo:
1) Dinosaurios: Nombres, en qué períodos existieron y características.
2) Música: Las letras de las canciones no eran mi fuerte, pero sí cómo me hacen sentir. Los nombres de los grupos, movimientos, qué dio origen a los géneros, su influencia en la sociedad y cómo cada género muere con el mercadeo.
3) Espiritualidad: Religiones, herencias, puntos en común, en contra, etc.
4) Espacio/física: Materia oscura, gravedad, fricción, agujeros negros.

-Mis intereses:
1) Los otros niños, niños vs niñas, luego los adultos, sus formas de comportarse, sus roles, sus “por quès” (3 o 4 años y sigue hasta el día de hoy).
2) Luego los animales, los domésticos, pero más los exóticos, y los antigüos: Dinosaurios, animales míticos, sus tipos, formas, antigüedad, comportamiento (5 o 6 años)
4) Las leyendas griegas, romanas, etc. (volvemos a los humanos y su mundo y sus “porqués”). Películas de terror de la Hammer: Vampiros, Frankenstein, fantasmas, Terror Gótico. Clasificación de monstruos y colección extraterrestre (7 o 8 años en adelante).
5) Luego empecé con la religión, la que me tocó y ver que existían otras, ver las diferencias, explicar los mitos (10 años en adelante).
6) Civilizaciones: Egipto (14 años). Fascinación: Número y tipos de dioses, Faraones, tumbas, jeroglíficos. A los 15 años escribía todo lo que podía con jeroglíficos.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-En mi mente están todos relacionados (menos las tortugas ninja y los dinosaurios) aunque los pasaba dibujando (por ese lado podría relacionarlo con el arte). Lo que me llama la atención de todo es lo desconocido ¿Por qué la música y el arte tiene ese efecto sobre nosotros? A veces me produce el mismo asombro mirar las estrellas, leer sobre los planetas y sociedades, o ver una ilusión. Tiene que ver mucho con la lógica, la matemática y los patrones y como se rompen natural y artificialmente. Estos fueron mis obsesiones e intereses hasta ahora, probablemente falten algunos:
1) Música y arte (desde que tengo recuerdo).
2) Dinosaurios (6-8 años).
3) Astronomía (9 - ...).
4) Tortugas ninja (9-11 años)
5) Origami (9-13 años).
6) Geografía (10-15 años).
7) Magia e ilusionismo (10-15 años).
8) Sociología y comportamiento humano (desde los 15 aprox)

- Algunos intereses se mantienen en el tiempo solapándose a otras edades:
1) Autos hasta los 5 años, autos con pistas.
2) Construcción con lego y construcción con herramientas de carpintería.
3) Dibujo con plumillas y cultura egipcia hasta los 12, ovnis.
4) Astronomía, filosofía, literatura y anatomía femenina (tenía un telescopio), hasta los 15.
5) Construcción de barcos, tecnología naval, aeromodelismo y escribir cuentos hasta los 17.
6) Guitarra clásica, 3 años de estudio encerrado en mi casa.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Mis intereses:
1) De niño la música y el dibujo de la figura humana (6 años en adelante, aun en la actualidad).
2) Robótica 10 años hasta hoy. Obsesión por los coleópteros y arácnidos (los coleccionaba y estudiaba en mi pequeño laboratorio particular en mi habitación), cree un video juego en un ordenador Zinclar con Basic.
3) A los 13 años: Lecturas de enciclopedias y diccionarios enciclopédicos (los leía como si fueran un libro de literatura). Interés por la ciencia ficción (Isaac Asimov). Psicología y el funcionamiento del cerebro (hasta hoy día).
4) A los 14 años: Guitarra, La Física, en especial el tiempo, los viajes en el tiempo, la relatividad, profundizar aún más en la psicología. Espiritualidad, religión, creencias. Astronomía, los movimientos de la tierra (Traslación, rotación, nutación y precesión). Primer amor (platónico).
5) A los 18 años: Piano y guitarra clásica, canto, carpintería, diseño gráfico, animación 2D, Ovnis y civilizaciones perdidas. Interés por los cristales de cuarzo, escritura de poesía y relatos de ficción. baile.
6) A los 20 años: Canto lírico, arquitectura y publicidad. Interés por las I.A.
7) A los 23 años: Herrería artesanal, diseño de muebles prácticos, constante ejercitación física. Lectura de autoayuda en grandes cantidades (Artur Clark, Loise Hay, Depak Chopra, Lair Ribeiro, Wyne Dyer, entre otros) Interés por Freud, luego con mucha prontitud en Maslow.
8) A los 24 años: Producción audiovisual (mi profesión actual), cine, cámara, nuevo interés restringido en diseño gráfico, animación 2D y 3D, ilustración digital, discurso visual, semiotica, stop motion, mate painting. 27 años música y cine.
9) A los 28 años: Postproducción en TV.
10) A los 30 años: Comunicación Social, comunicaciones organizacionales, física cuántica.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Mis intereses:
1) A la edad de 6-12 años: Dinosaurios, animales en general, videojuegos, revistas.
2) A la edad 13-15 años: Videojuegos, fútbol (verlo, sabía todo sobre mundiales, jugadores, equipos etc). Las revistas y los comics, estaba obsesionado en extremo con los ovnis y cosas paranormales, como series de misma temática X files, etc. Quería ser escritor de ciencia ficción, obsesionado con películas de fantasía. (como la historia sin fin o Highlander), también sobre astronomía y religiones (quería ser hinduista, así que empecé a hacer yoga y me obsesioné con la India).
3) A la edad de 16 -18 años: Videojuegos, todas las consolas, informática. Empecé a sentarme frente a la computadora durante horas. Enciclopedias y diccionarios enciclopédicos, algo de física y la teoría del juego. Me interné en el mundo de la subcultura Gótica.
4) De los 19 en adelante. Persiste la obsesión por los viideojuegos, los comics, los crucigramas, las revistas de divulgación, la pintura, entre otras cosas menos.
5) Actualmente, a mis 45 años (no es cierto, no tengo ni 30 años), mi obsesión es más fuerte entre videojuegos, series de tv, literatura, informática y comics. Aunque hay otros en menor medida, pero persisten esos en grado de intensidad (suficiente de mi vida aburrida).

- Mis intereses:
1) Aviones y helicópteros (2 a 5 años).
2) Piano (3 a 11 años).
3) Ajedrez (3 a 13 años).
4) Las ciencias y el universo (9 años a la actualidad).
5) Veterinaria (11 a 15 años).
6) Sexualidad y comportamiento humano (19 años a la actualidad).
7) Síndrome de Asperger (23 a 27 años).
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Según mi madre yo tuve una época en la cual vivía dibujando aviones luego de un viaje en avión. Tenía juguetes réplica de aviones, de tren, etcétera (aún los conservo) pero no los tomaría como interés restrictivo (duró poco).  Desde que tengo memoria me encantan las computadoras. En 7mo grado (primaria) ya sabía dactilografía, y en el secundario me obsesioné con aprender programas de diseño. Siempre fui muy “bichera”, y vivía observando los comportamientos de los animales. Tuve una época, en primaria, en la que abría cualquier bicho que encontrara muerto (no mataba ni lastimaba a los bichos que estuvieran vivos (jamás me lo hubiera perdonado). En el secundario me obsesioné con Egipto Antiguo, quiromancia, grafología y las cosas paranormales. También me obsesioné con las expresiones, la comunicación no verbal y el comportamiento de la gente para aplicarlo en teatro. En el secundario retomé mi interés en la programación del BASIC de la Commodore 64 y me enloquecía entender el patrón de los colores hexagecimales en HTML. Cuando salí del secundario me interesó psicología. Unos años después la fotografía y todo lo que estuviera relacionado con manejo de cámaras. Luego de las sospechas de mi madre del Síndrome de Asperger, me obsesioné con todo lo que fuera TEA. Lo único constante que nunca cambio es la informática y los perros. Me fascinaron siempre.

Las imágenes utilizadas en este escrito pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:

Esta es la biografía del autor de las fotografías utilizadas en este escrito, un joven con el síndrome de Asperger:
http://viviendoconelsindromedeasperger.blogspot.cl/2015/09/experiencia-de-vida-de-camilo-un-joven.html


Vídeo en donde Diego, un adulto Asperger, nos habla sobre la Atención en Túnel (Monotropismo) en los TEA:

viernes, 8 de julio de 2016

Mis intereses restringidos a lo largo de mi vida.

 Los intereses restringidos son obsesiones positivas por un determinado tema que tenemos las personas con el Síndrome de Asperger y a los cuales dedicamos gran parte del tiempo en investigar, hablando una y otra y otra vez del tema en cuestión. En mi caso, algunas veces, llego a fastidiar a mis interlocutores, pues me han dicho que hablo todo el día sobre lo mismo y no presto atención a nada más que no sea mi tema de interés del momento. Quizás mis intereses restringidos no sean tan interesantes, ni elaborados, ni tan "geniales" como el de otros aspies, pero para mí SÍ lo han sido en su momento, teniendo más de uno a lo largo de mi vida, por lo tanto enumeraré cada uno de ellos por orden de aparición, independiente de cuánto tiempo perduraron en mi vida:

1) Mi primer interés restringido fue dibujar. Me gustaba copiar personas y objetos, y lo hacía muy bien (incluso una navidad me dediqué a dibujar tarjetas navideñas para regalar), pero tal como otras cosas en mi vida, lo dejé a medias y nunca más volví a hacerlo (lástima que nunca le tomé una fotografía a mis dibujos para guardarlos de recuerdo).

2) Mi segundo interés restringido fue la lectura, a los nueve años me regalaron mi primer libro (antes no tuve la posibilidad de acceder a alguno). Podía estar ratos y ratos leyendo el mismo libro una y otra vez, hasta que encontraba otro, entre los libros de mi padre, al cual dedicarle mi atención. Luego tuve opción de ir a la biblioteca, en donde ocupaba esos instantes para leer lo que allí encontraba, incluso en mi época universitaria, en las horas libres, pasaba mucho tiempo “escondida” en el lugar más apartado, leyendo algún libro que pedía al bibliotecario, continuando la lectura en la soledad de mi habitación. La afición a la lectura me perduró hasta que apareció Internet, debo reconocer que leo menos libros que antes, enfocando mi atención sólo en la lectura de documentos y artículos que tratan sobre el Síndrome de Asperger. Ahora escribo mis propios artículos para mi Blog y por lo pronto estoy escribiendo mi segundo libro que espero que, al publicarlo junto a mi primer libro, lo lean muchas personas alrededor del mundo.
 (Este fue el primer libro que leí y releí muchas veces a los 9 años de edad)

3) Paralelo a mi interés por la lectura, apareció el cine. Fue en mi niñez, que leyendo revistas, comencé a interesarme por las biografías de muchos actores, llegando a conocer y a memorizar detalles de sus inicios en el cine, las películas donde han actuado, entre otros datos anecdóticos. También comencé a ver cuánta película arrendada llevaba mi padre a casa, disfrutando de cada historia actuada por estos personajes e imaginándome siendo parte de ese fantástico mundo de la actuación. Tanto me fascinó el mundo del cine, que decidí que cuando fuese grande sería actriz. A los 13 años, aproximadamente, decidí ingresar a un taller de teatro estudiantil. Yo estaba muy emocionada de poder participar porque al fin podría actuar como aquellos personajes del cine, además no tuve ningún problema en aprenderme casi de inmediato todos mis diálogos, pero cuando fue el momento de ensayar la obra y decir mi parlamento, tuve una crisis de llanto delante de todos los otros chicos y de mi profesora de teatro, pues ella me pedía que manifestara cierta emoción que estaba experimentando mi personaje y, aunque lo intenté, no pude lograrlo y sentí tanta frustración en aquellos instantes que estallé en llanto y me retiré del lugar. Esto me hizo sentir muy avergonzada, por lo que no quise volver más a ese sitio. Los años transcurrieron y cuando ingresé a la universidad lo volví a intentar, esta vez en el taller de teatro universitario. Al comienzo, como ejercicio, nos pedían que hiciésemos improvisaciones, y eso a mí me angustiaba mucho, pues no podía actuar nada que no estuviese pauteado en un dialogo escrito el cual yo pudiese memorizar. En esos momentos sentía miedo de que me fuesen a decir que no “servía” para actriz y no me dieran un papel en alguna obra. Pero no fue así, logré tener tres papeles en tres obras distintas, pero no fue fácil, en una de las obras yo debía llorar de impotencia, y como yo no sentía esa emoción en esos momentos, no lograba demostrarlo en los ensayos, entonces el profesor de teatro me hizo repetir la escena una y otra y otra y otra y otra vez, recalcando en todo momento de que tenía que volver a repetirlo hasta que me saliese bien, fue tal la impotencia de que no me resultase como yo quería y la ira que sentía contra quien me decía que no estaba bien mi interpretación, que al fin experimenté esa emoción y dije mi texto con rabia y llanto verdadero, entonces el profesor me dijo: “Esto que estás sintiendo ahora es la impotencia y rabia de que algo no resulte como tú quieres. Eso es lo que siente tu personaje en esta escena. Quiero que recuerdes lo que estás experimentando en estos momentos y lo repitas el día del estreno de la obra”. La pasión por actuar me duró hasta que quedé embarazada. Luego no lo volví a intentar más porque mi hijo pasó a ser mi nuevo interés. Hoy en día me arrepiento de no haber seguido insistiendo en la actuación, pero quizás mi dificultad para fingir emociones me hubiese seguido jugando una mala pasada y no habría sido la excelente actriz que yo quería ser. Mi pasión por el cine y sus películas aún perdura en el tiempo, pero con menor intensidad, pues ahora tengo un nuevo interés restringido. Por cierto, hacer teatro es muy recomendable para los pequeños aspies. Nos ayuda a la expresión corporal y gestual, además de socializar.
(Obra teatral: "Sueño de una noche de verano")
(Yo cuando pertenecía al taller universitario de la Universidad de Antofagasta. Mi papel era la bella Helena)

4) La música instrumental también me ha interesado desde pequeña, pero logré hacer de ella mi interés restringido cuando pude tener acceso a Internet, si bien antes yo disfrutaba escuchándola, no tenía como saber el nombre y quien interpretaba la pieza musical, sólo podía reconocerlas en las películas, porque la gran mayoría de la que me gustan han sido parte de la banda sonora en el cine. Ahora manejo la información que quiero y con sólo escucharla puedo asociarla inmediatamente a qué película corresponde, que actores participaron, el título y el autor (tengo casi 100 melodías guardadas en mi MP3).

5) Otros de mis intereses restringidos fue el baile, cuando tenía doce años ingresé a un taller de danza en la escuela donde estudiaba y yo me daba cuenta de que no bailaba tan bien como mis compañeras, quienes eran consideradas por la profesora para presentarse bailando en algún número artístico, en donde yo no era invitada a participar. Eso, más el comentario de alguien que me vio bailar, diciéndome que parecía robot por lo rígido de mis movimientos, me motivó a practicar el baile por dos horas diarias durante 26 años en la soledad de mi habitación. Comencé a observar en televisión vídeos de personas bailando y los pasos de diferentes tipos de baile, entre ellos: La Salsa, la Cumbia, la Samba, la Lambada, la Bachata, el Tecno, el Pop, (hasta el Reggaeton sé bailar, pero no del burdo). Lo que nunca logré hacer, es bailar en grupo o en pareja debido a mis problemas de coordinación, además que me incomoda que me abracen o que tomen mi cintura. Tampoco sé bailar bailes románticos por las mismas razones anteriormente mencionadas. Fue tal la destreza y el ritmo que logré con los años de práctica en el baile (claro que nunca como una bailarina profesional), que cuando dejé de trabajar de educadora, quise ser profesora de baile entretenido, pero sólo lo intenté un par de meses y me di cuenta que debido a que se me dificulta animar con palabras a la gente (me pongo muy nerviosa al hablar frente a un grupo numeroso), no lograba tener llegada hacia las alumnas porque no me salían espontáneamente las palabras y sólo me limitaba a bailar, lo que provocó que poco a poco fuese disminuyendo el número de asistentes a mis clases. Asumí con angustia que ese trabajo no era para mí porque yo nunca lograría tener la personalidad que tienen las profesoras de baile, así que lo dejé.


6) En mi época de universitaria, junto con el teatro, llegó otro interés: El fútbol, pero de un equipo determinado de mi país: “La Universidad de Chile”, más conocida como la “U”. Comencé a memorizar todos los datos de sus jugadores, de sus partidos y todos las reseñas relevantes de este equipo. Manejaba toda la información de las fechas en que tenían que jugar y no me perdía ningún partido. En ese tiempo yo todavía tenía la obsesión de vestirme y tener los gustos de los chicos. Hoy en día ya no sigo a este equipo de fútbol, pero siempre será especial para mí.

7) Cuando contraje matrimonio, un nuevo interés apareció en mi vida y era informarme sobre el tema de la sexualidad en la pareja. En ese tiempo tampoco tenía acceso a Internet, así que me dediqué a buscar en la televisión y revistas todo lo que hablase y educase sobre el sexo; y con esto quiero decir que eran programas o artículos educativos y no pornografía (aunque debo reconocer que por curiosidad vi algunas escenas, pero eso no es para mí, no porque me “haga la santa”, simplemente porque no le veo sentido a mirar algo que no me aporta conocimiento). Fueron años en que busqué informarme al máximo sobre el sexo desde diferentes ámbitos y distintas opiniones que pude recabar entre personas que yo sometía a verdaderos interrogatorios, llenos de curiosidad por lo que los demás me pudiesen decir y aportar (tengo una curiosidad innata por el comportamiento humano en diferentes áreas de su vida). Gracias a mi avidez por el conocimiento sobre el sexo, hoy creo saber bastante al respecto. Lamentablemente este es un tema que he aprendido, con las malas experiencias, que no puedo hablar con cualquiera, pues hay personas que no saben hablar sobre esto con alturas de miras e inmediatamente creen que es una invitación a tener sexo. Y hay quienes tienen una mente tan "SUCIA" que creen que si una mujer habla sobre este tema abiertamente es una "fácil". Esta es una de las ironías de la vida que no entiendo: Para hombres y mujeres es bien catalogado quien no habla de sexo, prefiriendo llevar una doble vida, en donde, para la gente que le conoce, muestran una cara ,la de un ser "correcto" que no habla de sexo, pero en privado son asiduos a páginas virtuales buscando sexo express y concertando citas a diestra y siniestra buscando sexo casual, pero si una mujer habla de forma natural sobre el sexo, es catalogada de "cualquiera". Agradezco que mis amigos aspies varones conversan, tal como yo, con naturalidad y sin ninguna mala intención acerca de este tema, y ninguno juzga ni ve "suciedad" en algo que no tiene nada de malo. Esa es una característica aspie: Hablar con total naturalidad y no ver segundas intenciones donde no las hay. De hecho, hubo un tiempo en que en mi grupo de Facebook de adultos Asperger, tanto mujeres como varones, conversábamos abiertamente sobre sexo en el muro del grupo, y ninguno de los que participaba en dicha conversación se escandalizaba ni creía que se le estaba invitando a tener sexo. Incluso allí me enteré que hay algunos chicos aspies asiduos a ver páginas pornográficas, que se saben los nombres de las actrices pornos y tienen "fantasías" sexuales también, por eso digo con PROPIEDAD: No crea que un aspie al crecer no se va a masturbar o no va a querer tener sexo, somos HUMANOS y el deseo sexual es NATURAL y completamente "normal" entre aspies, así como también hay quienes no lo desean (he conocido un porcentaje bajísimo de aspies que han dicho que no les agrada el sexo). Con esto no quiero decir que todos los chicos aspies se sientan cómodos hablando de este tema, pero aquí viene lo interesante: Un aspie que es reservado y no se siente cómodo hablando sobre sexo, no lo hará a escondidas sin que nadie se entere, fingiendo una postura frente a los demás y teniendo otra en privado, pues un aspie no tiene "doble cara". El día que las personas de este mundo dejen la hipocresía y digan las cosas por su nombre y no vean maldad en donde no la hay, ese día este mundo va a ser mucho mejor. Esta es una de las razones por la cual me he sentido una extraterrestre: No entender el porqué las mujeres y algunos hombres piensen que hablar de sexo es sucio o que uno tiene otra intención, y van "enseñando" que hay que ocultar lo que uno hace y cuantas parejas tuvo porque hay que "guardar las apariencias" o si no pueden pensar que una es una mujerzuela (esa es una forma indirecta de enseñarle a las personas a ser hipócritas y lo que es peor: Enseñar que mentir está bien y que es "normal"). Para mí, quienes opinan eso, son los peores, porque "hacen y deshacen" pero ocultándolo para dar la impresión de ser una "dama" o un "inocente", engañando a quienes le rodean (también lo digo con propiedad porque lo sé de primeras fuentes). Espero que ninguna de las personas que está leyendo en estos momentos este punto, sea de las que se escandalizan con este tema o de las que se imaginan que si una mujer habla de sexo, es porque quiere tenerlo. Quien vive juzgando sin saber como son las cosas en realidad, no sabe lo genial que es poder hablar de lo que uno desea sin vivir "atado" a fingir ni al "qué dirán", tal como lo hacemos los adultos Asperger.

8) Cuando nació mi hijo pasó a ser mi nuevo interés restringido, aunque suene como algo frío o alguien opine que eso le sucede a todas las madres. Pero para mí él pasó a ser el centro de mi atención, y ya nada me interesaba más que estar con él (no me separaba de él a ninguna hora), además de observar, informarme y estimular cada área de su desarrollo de una forma exageradamente concienzuda. Era para mí, como lo es un muñeco preferido para una niña.
                                              
9) Un nuevo interés restringido apareció cuando tenía 30 años, y fueron los programas de dietas y los ejercicios para bajar de peso. Así como lo he escrito, suena como algo positivo de alguien preocupada de su salud y bienestar físico y mental, pero fue todo lo contrario, volviéndose una obsesión que me llevó a pesar 50 kilos (yo mido 1.70 de estatura) Pero eso lo detallaré en otro escrito que más adelante publicaré. Este sería mi única obsesión negativa que apareció en mi vida y duró por años.

10) Hace un tiempo atrás me obsesioné por ver programas en televisión y leer en Internet historias de psicópatas y criminales, aunque ese interés apareció de manera indirecta cuando era pequeña y me volví una fiel seguidora de los libros de Agatha Christie hasta el día de hoy. Me interesaba de sobremanera poder entender la mente humana y lo que podía motivar a algunas personas a enajenarse hasta el punto de llegar a torturar y matar a otro ser humano. No es que me agrade que sucedan estas cosas, en cambio, detesto la maldad en este tipo de "personas" (ni siquiera veo vídeos de tortura humana ni animal por que sé que me causarían dolor, tristeza y rabia), pero como es un acto de crueldad que yo no he cometido ni nunca lo haría, quería saber al máximo que es lo que puede "gatillar" en que una persona pueda llegar a cometer este tipo de acciones. Creo tener un gran poder deductivo, con base en la investigación, que me hubiese hecho una gran detective, pero tengo aversión a los cadáveres y eso sería un gran impedimento a la hora de ejercer dicha profesión.
 (Yo con mi camiseta del equipo de fútbol que me gusta, y mi pony de la "U")

11) Siempre me ha gustado ver películas, pero hace un par de años me obsesioné por ver películas sobre hechos verídicos y a la vez buscar en Internet a las personas reales, ver sus fotografías y leer sus biografías, manejando toda la información de ellos en detalles, y compartiendo mis hallazgos, de lo que yo averiguaba, con mis cercanos.

12) Hace dos años lo que pasó a ser mi nuevo interés fue el Síndrome de Asperger. Esto ocurrió una vez que yo fui diagnosticada, y comencé a leer cuando artículo y documento he encontrado en Internet. Y en paralelo otro interés fue ocupando mi tiempo y mi dedicación: La administración de mi grupo integrado por adultos Asperger. Fue allí que yo aprendí mucho también. Comencé a tomarme la administración como si fuese un trabajo y pasaba gran parte del día participando allí y buscando estrategias para una mejor administración, quitándome mucho tiempo para dedicarlo a otras cosas que también debía cumplir.

13) Otro interés que tengo, es escribir, lo cual he manifestado con la creación de este Blog, en el que permanentemente estoy publicando mis escritos, Ya terminé mi primer libro (Alma en blanco y negro) y ahora me encuentro escribiendo el segundo y voy a dedicar el resto de mi vida a escribir historias verídicas de otras personas, y en un tiempo más me gustaría enfocar mis escritos en un proyecto que tengo en mente, pero siempre en el ámbito de las historias.

Nota: El único tema de interés que tengo desde los 11 años hasta ahora y que nunca me ha dejado de interesar es la Dictadura chilena, y hoy por hoy la política mundial me apasiona bastante.


Aquí les dejo 2 vídeos en los que estoy bailando a los 40 años de edad: