martes, 2 de enero de 2018

ANSIEDAD: Cuando estás al borde de la crisis.






¿CÓMO SE SIENTE?

 Multiformas combinadas, aprende a identificarla antes de que te inunde hasta el alma! 💚

-Confusión.

-Temor.

-Preocupación.

-Incertidumbre.

-Intranquilidad.

-Angustia.

-Desesperación.

-Gran actividad mental, sin lograr nada atar... 😟


¿ALGUNAS COSAS QUÉ HACER CUANDO IDENTIFICAS QUE ESTÁ PRESENTE?


-Colorear a tu antojo.

-Escribir para ti.

-Cerrar tus ojos y…

-RES-PI-RAR en forma consciente.

-Abrazar un árbol.

-Tocar el pasto con los pies mientras extiendes tus brazos.

-Observar con toda tu atención la extraordinaria labor de una hormiga...

-Acariciar a tu mascota.

-Mecerte (balanceando tu cuerpo).

-Sonreírle a un bebé.

-Caminar evocando paisajes de la naturaleza.

-Recostarte dejando un pie tocando el suelo.

-Amar-Te.

-Aceptar-T, que es cuando más lo necesitas.

-Crear, pintar,

-Construir con plastilina con lego, etc.

-En fin, dejar que fluya el arte a través de tus manos.

-Deja pasar esas ideas que vienen a tu mente, si no las puedes evitar, no las alimentes.

¿Por qué sonrío cuando muchas veces no veo con claridad las respuestas a cada problema que me aqueja? Porque a pesar de que afuera todo dé vueltas y vueltas elijo estar bien YO!


¿QUÉ NO HACER? (Por favor, evítalo).


-Enviar uno tras otro los mensajes a alguien, porque "no te contesta".

-Llamar a quien, sin este estado, tú ya habías decidido no llamar!

-Tomar acuerdos "permanentes", importantes, trascendentes.

-Hacer planes que involucren la participación decisiva de otros.

-Tomar decisiones con base en el pasado o futuro.

-Hacer caso a ideas obsesivas de tu propia mente, recuerda: Sólo “míralas pasar".

-Buscar el motivo "real" de tu miedo o angustia, ¡no existe! es en sí misma la ansiedad.

-Hablar de ella como si te perteneciera, no es tuya, deja esa idea en paz.

-Acercarte a personas que suelen estar igual (preocupadas, angustiadas pesimistas etc.)

-Luchar contra la ansiedad, no luches, solo recuerda que existe la paz!

¡EXISTE LA PAZ! Y ERES ABSOLUTAMENTE LIBRE DE ENTRAR EN ELLA. Y la mereces además. 😌




¡Aah! ¿Y SE CURA????

Hay quienes dicen: - Me curé de ansiedad-  Mmm perdón, NO visualizo así.
LA FELIZ NOTICIA ES QUE PUEDES PREVENIR Y CONTROLAR:

Es verdad que debes evitar preocuparte por no saber la razón por la que te encuentras en un estado fuerte de ANSIEDAD, NO ES ÚTIL, pues al invertir energía en ello y no encontrar justificación para esa fuerte sensación, tu mente comienza a inventar excusas que te angustian aún más y mayor será el nivel de estrés, por lo tanto mayor el nivel de ansiedad ¡BUUM! Y A mayor nivel de ansiedad, más estrés y así sucesivamente.
En lugar de lo anterior, sólo intenta identificar el evento, imagen, recuerdo, palabras, texto y sobre todo ese pensamiento, que detonó que se disparara la ansiedad en ti, (puede ser taaaan distinto en cada persona).
Intenta identificar el momento en que se alteró tu ser interior y se comenzó a formar o a acrecentar ese sentimiento (previo a la crisis) de "desasosiego", incertidumbre, angustia, temor, etc.
Mientras más rápido logres identificar mayores posibilidades tienes de prevenir que pueda avanzar, inicialmente puedes tomar medidas para evitar exponerte ante esos eventos o mejor aún, aprender a cambiar esos pensamientos que marcaron el inició de la crisis de ansiedad; con el tiempo (en verdad creelo), SIN MEDICAMENTO LA PUEDES CONTROLAR Y SOBRE TODO HACER DE LA PAZ TU ESTADO NATURAL y regresar a él cada vez más rápido, cuando algo exterior te quita la tranquilidad.

Esta es mi página de Facebook sobre el Síndrome de Asperger:

Escrito por Paloma.


Carta de una estudiante universitaria con Síndrome de Asperger a su profesor






Querido/a docente:

¿Qué sentido tiene que nos califique de "vagos", que aparente preocupación (sincera o no) por nuestro rendimiento, que se mofe de nuestras falencias en base a una nota que si bien es nuestra responsabilidad, que si bien permite tener una idea de cómo estamos pero no nos representa, si usted también contribuyó a obtenerla? Sí, usted también contribuyó y perdón que se lo diga. ¿Sabe cómo? Dejándonos SIN GUÍA. La guía, en el ámbito educativo, no es fomentar el facilismo, la mediocridad que tanto daño hace y se repele, no, la guía es ORIENTARNOS para comprender qué conocimientos son los que realmente tienen valor y aplicabilidad. Si nos bombardean de teoría que muchas veces NO entendemos porque NO nacimos aprendiendo, porque NO todos tenemos las mismas capacidades, que lo único que hacen es confundirnos, y no nos ayudan a entender qué de todo ese acervo es lo que requerimos al momento y para la vida ¿cómo cree que podemos rendir? Si por cuestiones de tiempo debemos memorizar cantidades irracionales de información, casi sin asimilar (por las mismas cuestiones de tiempo), y nos empujan a únicamente memorizar para el momento ¿cree que se está educando? En lo absoluto. Se nos está preparando para aprobar exámenes (es decir, pasar un semestre) y luego acentuar los vacíos que se vuelven cada vez más difíciles de superar. Y eso no es ni será pedagógico...



Vigotsky, que estoy segura que como docente conoce, mencionaba en su teoría el andamiaje que se debe producir para consolidar conocimientos a través de pares capaces y, obviamente, el mentor. Si no están sólidos los elementos de la cadena, no hay aprendizaje. Créame, no tenemos cadena porque ni siquiera tenemos elementos para crear la cadena, porque no tenemos idea de qué partes unir y qué no de ese finísimo reloj suizo llamado 'saber'. En otras palabras, no hay andamiaje, no hay aprendizaje. Y usted sólo nos manda a leer (porque asume y afirma que no hemos leído) lo que de seguro ya vinimos leyendo reiteradamente sin poder entender. Pero para usted sólo es vaguería... Vamos, a ciertos niveles de la malla de una carrera es difícil que el estudiante no esté comprometido con su estudio. Lo menos que se hace, también por cuestión de tiempo, es leer, pero, nuevamente, sin guía equivale a nada. Y estudiar "a pie de letra", sólo para aprobar, sintiendo un profundo dolor y un gran cargo de conciencia. Porque además no se piensa en la desigualdad de condiciones que enfrentan sus educandos, no se piensa que hay quienes tienen que cuidar hermanos porque quizás no cuentan con padres o tutores, o quienes tienen su propia familia y no pueden delegar, o quienes viviendo solos no se adaptan, luchan con los momentos más difícil que se puede vivir en una soledad a la que bo están acostumbrados por más tiempo que vivan solos (considerando que en general rige el instinto gregario), o quienes cursan con duelos, con depresión, con problemas de salud física o mental, etc. No, no se piensa en eso. Se considera que el estudiante, sentado tras el pupitre, es un "a-lumno" (sin luz), que no tiene vida, que no tiene ilusiones y que no se esfuerza. Se nos obliga a ser un robota absorbe-todo, para luego reproducir incluso las taras...




Perdóneme que me tome el atrevimiento de mencionarlo, querido/a docente, no es mi intención interferir en su ejercicio, ni mucho menos importunar, pero sí cuestionar aquello que es susceptible a ser cuestionado, porque algo de eso llegué a conocer -a través de mi estudio-, y porque estoy comprometida con mi educación y con la educación de generaciones futuras. No es un ad verencundiam, por si acaso, porque evidentemente la prueba de autoridad es siempre discutible y nunca axiomática, es simplemente una evidencia, a través de quienes se dedicaron a indagar el campo del aprendizaje, invirtieron tiempo y esfuerzo en investigar para proporcionar estrategias para mejorarla, de que las cosas deben cambiar. La excusa de que la otrora educación era así, siempre fue así, que así lo formaron y considera que fue bueno no es un argumento, no tiene base en una época de cambios vertiginosos y sobre todo EVOLUCIÓN. Es una falacia institucionalizada que nos ancla al pasado e impide progresar. Es como asegurar que porque a los niños de antaño los criaron a punta de acción-reacción, ignorando su inteligencia, capacidad resolutiva y su integridad como seres humanos, fueron bien criados, cuando al primer incidente en situaciones triviales como un partido de fútbol o un evento de tráfico se refleja las "maravillas" de esa crianza arcaica e irracional. Es inadmisible seguir propendiendo y peor defendiendo ese tipo de discursos. Y así de absurdo es mantener modelos educativos nocivos y desfasados.
Independientemente de la carrera, el aprendizaje en el ser humano se basa en procesos. Se haga lo que se haga o se diga lo que se diga, es así. Inclusive en los llamados superdotados, el aprendizaje tiene procesos que deben seguirse ordenadamente. En otras palabras, el aprendizaje en el ser humano es proceso. Si usted mi querido/a docente, lo entiende, sabrá que su papel es más importante que decir cuatro palabras exclusivamente dirigidas a lastimar el autoestima del educando como si al hacerlo lo motivara a ser mejor cuando ocurre lo contrario. Si usted mi querido/a docente, entiende que diversificar no es malo, que enseñar con asombro es lo mejor, se sentirá orgulloso de ser más que un docente, un maestro. Y tendrá la certeza de que el profesional resultante será de los mejores, con valores y con amor por lo que hace que es el requisito fundamental para la excelencia.

Escrito por AKVO.

Nota:
Hago clases de dibujo (retrato)
Niños 6 a 12 años
Horarios y lugar  por definirse
0987845311
Ambato-Ecuador.


La Empatía y la falta de Contacto Visual en las personas con Síndrome de Asperger







Las personas Asperger tenemos dificultad en la Empatía Cognitiva, esto quiere decir que tenemos dificultad en identificar y comprender las perspectivas, las emociones y los pensamientos de otras personas (lo que comúnmente denominamos "ponerse en el lugar del otro"). NO confundir por favor con la falta de Empatía Emocional, pues los únicos que carecen de ella, son los psicópatas, NO nosotros.
Los aspies tenemos poca habilidad para comprender y poder anticipar los estados mentales de los demás, incluyendo lo que los otros pueden pensar, sentir, sus intenciones y comportamientos, pero para que entienda mejor a lo que me refiero, le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger sobre este tema (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad):


Sobre la empatía:


-Según se afirma, hay distintas clases de empatía. Eso explicaría que seamos fríos con ciertos estímulos emocionales, y sensibles respecto de otros. Por ejemplo, las veces que me enteré del fallecimiento de un familiar cercano sentí poco, diría casi nada; no me afectó externamente. Esto me llama la atención y me preocupa, porque no sé si eso está bien o mal, pero nunca fui con un psicólogo para analizarlo. Hay veces que encuentro "nebuloso" distinguir y delimitar mis emociones, es decir, aunque a veces ría mucho, o esté muy serio y apático, no sé por qué lo estoy, solo veo las demostraciones externas de una emoción pero no distingo bien la causa, dicen que eso se llama Alexitimia, pero sinceramente no sé si podría tener algo de eso. Pero lo relaciono con el tema de la empatía. En cambio, otras veces veo algo en los medios, como un informe de noticias, o una película, y me puedo emocionar para bien o mal. También me pasa que viendo a personas reírse o ser afables, me rio con ellas como identificándome mucho con su estado de ánimo.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Pues yo tengo mucha empatía, cuando la situación es evidente puedo ponerme en los zapatos del otro y siempre estoy dispuesta a ayudar con vocación de servicio, pero si la situación es sutil, y la o las personas no lo dicen, yo no soy capaz de verlo y debo apoyarme en otras personas cercanas que me hacen ver lo que es totalmente invisible para mí. Cuando hablo digo todo lo que pienso, eso sí sin groserías, con mucho respeto pero con mucha firmeza y a veces la gente se intimida. Mi mamá siempre me dice que no pienso lo que digo, que hago sentir mal a los demás.

-Hace años no tenía yo mucha empatía, no podía ponerme en los zapatos de las demás personas y eso me causaba muchos problemas, sobre todo con mi esposo; fue él quien me enseñó a ponerme en los zapatos de los demás, quien me ayudó a comprender que los demás también sentían, no solamente yo. Fue un proceso largo, de años, pero logré comprender y ponerme en el lugar de las otras personas y así es como logro más o menos comprender lo que los demás sienten.

-La empatía es tan subjetiva, admito que me cuesta, sin embargo hasta el momento no he conocido personas rebosantes de ella, en cambio sí he conocido a varios Asperger con un fuerte sentido de la justicia.

-Claro que se puede sentir empatía. Yo de hecho soy muy empática. Mis problemas se basan a la hora de socializar y eso me afecta para poder encontrar un trabajo porque no me fio de la gente de que me puedan hacer daño.

-Siempre leo que la falta de empatía es una característica del autismo, pero en el mundo neurotípico hay tanta gente que le falta, por ejemplo: Los abusadores, los que maltratan animales, los asesinos, la gente con poder que no hace nada por los millones de personas que viven en la pobreza, etc, etc, etc, es tanto que me pregunto cuál es el concepto de empatía y porque siempre se pone como una característica tan distintiva del TEA.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-A mí me da mucha rabia cuando se dice que en el autismo y Asperger no hay empatía, es más, defiendo que la empatía autista es la empatía real, la que no requiere de que la persona por la que la sientes esté ahí al lado. Es algo de origen racional que te permite entender el dolor de alguien al otro lado del mundo igual que el de la persona de al lado. En el autismo hay un problema de comunicación, que es otra cosa, de que, quizás, tu empatía tarda en salir porque no te estás dando cuenta de que el otro te está diciendo algo concreto en un momento dado. Pero una vez solucionado el problema de comunicación, la empatía es la misma, o mayor.

-Muchas veces la empatía NT intrínsecamente tiende a desviarse a la hipocresía, en cambio del autismo es más sincera, pese a que sea cándida.

-Fui diagnosticado MUY recientemente, mi falta de empatía, antes del diagnóstico, la definía tan solo como "falta de inteligencia emocional".

-La empatía NO es ver las cosas como las ve el otro, es SER el otro; sentir como el otro. Intentar usar el corazón propio para sentir qué está sintiendo quien está a nuestro alrededor. Para esto se necesita una sensibilidad que no todos saben usar y quizás ahí el problema con los Asperger: Tienen esa sensibilidad, pero no tienen la llave para abrir la puerta y dejarla salir. Entonces se los llama fríos, desconsiderados, apáticos .Y sin embargo, quienes los tratan así, y supuestamente son empáticos, no logran sentir lo que el Asperger siente.

-¿Empatía? No se comunica, se siente, y de allí la expresamos pero a nuestro modo. Mi modo no es llorar con la persona, ni gritar, ni imitar su manera de expresar sus sentimientos...Mi modo de expresar mi empatía hacia la persona es ayudarlo y apoyarlo, anticiparme a sus necesidades. Siento su dolor poniéndome en su lugar pero lo asumo desde mi realidad, no desde la suya.


Fotografía: Camilo Cuevas.



-Es falso eso de la empatía ¡Que van a saber! No sé quien escribe esas cosas... mala información y equívoca, y hay de todo también, como entre los neurotípicos... y sí, a mí también me “ardía” leer cosas que se afirman como ciertas o como regla general, en tiempo pasado, porque ahora sólo sé que es ignorancia... y que en estos medios (internet) o en otros, parece que no se verifica nada, cualquiera puede decir lo que sea... sí, sí tenemos empatía, o por lo menos yo, y antes hiper empatía y creo que sigo siendo hipersensible aunque ahora discrimino mejor entre ante qué situaciones serlo o no, o personas.

-Yo en serio tengo problemas para empatizar con mi esposa u otras personas y entre pasa el tiempo es peor... ella ha llegado a decirme que soy como un robot: insensible. No sé qué pasa, simplemente cada vez me siento más independiente de sentir y no creo que sea malo. Yo le pido que me explique cómo se siente y por qué es importante para ella, si entiendo eso se me hace más fácil racionalizar lo que le pasa. Imagino que es difícil cuando es una explosión de sentimiento súbito, como un acontecimiento desagradable e imprevisto, a cualquiera le pasa, es difícil explicarlo, pero a veces eso me ayuda.

-Creo que eso es parte de la 'empatía flotante', es decir, como no sientes un compromiso emocional con nadie, puedes analizar los problemas de otros fríamente y a la distancia. Así uno puede sentirse cómodo. El problema sucede cuando empezamos a agarrarle cariño a alguien en especial o a algunos y luego sus problemas comienzan a afectarnos en lo emocional. Los aspies y los esquizoides, se manejan de esta manera, siendo distantes y huidizos, para evitar sentir el dolor ajeno, pero no son inmunes.

-Cuando se habla de empatía se hace referencia a las neuronas espejo. Y varía en cada caso cuán afectadas estén. Si un NT ve a alguien bostezar es probable que tenga ganas de bostezar. En mi caso eso no me pasa. En cuanto a la empatía hay un error de comprensión generalizada. El creer que la dificultad de empatía (entender las emociones del otro) implique no tener sentimientos, ese es el error. En cuanto a que los TEA son todos sinceros, lamento decirles que es una falacia, hay de todo.

-Salgan de su zona de confort y practiquen la empatía de manera diaria.

Fotografía: Camilo Cuevas.

Sobre no mirar a los ojos:


-"Las personas que no te miran a los ojos mientras dicen algo, están mintiendo". Y siempre me creí mentirosa, aun diciendo la verdad.

-Ese es un mito. Es más, en la PNL plantean que una de las maneras de identificar que alguien está mintiendo es detectar cuando mira fijo para reforzar la credibilidad.

-Así es. Esa sentencia era lo que mi papá me repetía constantemente: “La persona que no mira a los ojos cuando habla es falsa”. Y así siempre me sentí: Falsa, hasta ahora incluso, siempre siento que no es verdad lo que siento, o que siempre estoy haciendo algo que no tengo derecho...

-Y curiosamente quienes te miraban de frente a los ojos, te estaban mintiendo. Déjenme con mi verdad de mirada baja y que ellos se queden con sus mentiras de mirada alta.

-En mi caso me insinúan lo mismo, pero no puedo soportar el mirar directamente a alguien... me intimida, me asusta. Sólo aguanto unos segundos.

-Al hablar con la gente les miro tan fijamente a los ojos que les intimido y me esquivan la mirada, debe ser que tengo mirada penetrante, mirar a los ojos fue algo me tocó aprender, no es difícil, es cuestión de práctica y de dejar el miedo a la mirada de otro.

-Lo entiendo, por eso cuando intento explicar algo trascendente o de importancia, intento mantener la mirada. Si no ya creen que mientes. Y no sólo por no mantener la mirada creen que mientes, también por la lentitud y el retardo en responder.

-Sobre la mirada yo pensé que miraba a mi interlocutor, pero hace unas semanas me hicieron notar que cuando hablaba veía hacia arriba u otro lado.

-Aprendido en "Lie to me" los ojos son semáforos según el ángulo que se dirija, la pupila marca el hemisferio que ocupa y eso indica si es un recuerdo o una invención. Aunque las personas tampoco miran a los ojos directamente todo el tiempo. Sólo los segundos que les bastan para intuir o hacerse de una sensación. En general, es cuando te reprochan algo que quieren que los mires a los ojos. Y ahí lo único que le interesa ver del otro, son signos corporales de sumisión manejados por todo el cuerpo, así como la admisión de culpa de forma verbal. Por eso, incluso los que vemos a los ojos, pero lo realizamos pensando en la forma que tienen o en los reflejos que les vemos en el cristalino, al parecer "soberbios", tampoco nos admiten la verdad porque los hacemos sentir incómodos dado que nuestra actitud no les deja posicionarse.

Las imágenes utilizadas en este escrito (exceptuando la primera) pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:

Esta es la biografía del autor de las fotografías utilizadas en este escrito, un joven con el síndrome de Asperger:

Problemas alimenticios en niños y niñas Asperger






Es muy común en la infancia de un niño o niña TEA, que haya desórdenes alimenticios. Hay niños/as que su saciedad parece nunca acabar, no se cansan de comer. Pero también hay casos de niños/as que se niegan a comer, y la hora de la comida se convierte en todo un reto.
En este último caso, puede haber dos factores como la hipersensibilidad y la hiperselectividad, que es bastante común que se da cuando el niño/a se niega a comer. La hipersensibilidad, es sensibilidad a ciertas texturas, sabores, olores…Niños/as, que no soportan ser tocados en la zona de la boca y alrededor o incluso que les moleste tener el área de la boca húmeda, ya sea por comida, agua o saliva. Puede parecer una tontería, pero la hipersensibilidad nos puede afectar de manera a veces desmesurada. La hiperselectividad, es cuando el niño/a, no quiere salir de su “zona de confort” y rechaza a probar nuevos alimentos, cuando tiene fijación y predilección por determinados alimentos y se niega a probar los demás…Etc. Esas pueden ser las dos mayores causas, pero también hay otras, como inapetencia, problemas digestivos (dolor de estómago, diarreas…) intolerancias, alergias, alteraciones por consumo de fármacos, bajo tono de musculatura maxilofacial (por eso el niño/a se cansa al masticar y no traga).
Por eso es MUY IMPORTANTE, intentar establecer una comunicación con el niño/a, e intentar saber los motivos o molestias que les causa el comer.
No hay trucos mágicos para hacer que un niño/a coma mejor de un día para otro. Sí que hay algunas pequeñas pautas que diré a continuación, pero hay que tener paciencia, y sobre todo intentar saber qué es lo que lleva al niño a no comer. Porque si es por algún problema como los ya antes citados (problemas digestivos, intolerancias, alergias) sería necesario que un profesional médico viera al niño/a. Y a veces cuando el niño/a no come por hipersensibilidad o hiperselectividad, y todos los intentos porque coma hayan sido en vano, también es conveniente recurrir a un profesional, que ayude a manejar mejor la hipersensibilidad y la rigidez.

Turiasaurus Riodevensis

Los consejos que yo puedo dar, son:


1) Paciencia y constancia, ya que el problema en la alimentación del niño/a no se resolverá de inmediato. Contra más grave sea el problema, más costará solucionarlo.

2) Establecer tiempos, no alargar el horario de la comida. Unos 30 o 40 minutos pueden ser suficientes. No saturar al niño/a de comida, si no medir la cantidad de alimentos e ir sirviéndola de a poco, ya que si el niño/a por ejemplo, tiene inapetencia y ve el plato lleno de comida, es probable que se vaya a negar desde el primer momento, por eso considero que es mejor ir sirviendo la comida en pocas cantidades, si el niño/a se la acaba, se puede servir otro poco más, pero si el niño no quiere más, al menos habréis conseguido que coma algo.

3) Intentar que el niño/a este sentado/a mientras come. Sé que esto es a veces muy difícil de conseguir, pero hay que intentar que no se distraiga, que no haya ninguna distracción para que el niño/a se centre en comer.

4) Hay que hacer refuerzos positivos, alentar a que coma, felicitar si el niño come, que el momento de la comida sea un rato lo más agradable posible. Cuando la paciencia se acaba y a veces es inevitable levantar la voz, se pueden convertir en momentos estresantes o traumatizantes para el niño/a. El ambiente y situación debe ser lo más tranquilo posible, sin ruidos…etc  para que el niño/a no se sature.

5) De primeras centrarse en trabajar en una sola comida al día. Me explico: Al comienzo, es aconsejable centrarse por ejemplo, en la comida de al medio día, en el almuerzo, dejando así al niño/a algo más libre en las otras comidas para que no se sature ni agobie, y de a poco según vayan pasando los días, centrarse también en trabajar en las demás comidas.

6) No forzar. Es cierto que hay que enseñar a comer y probar de todo. Pero si al niño no le gusta cierto alimento, y se le obliga, eso no servirá de ayuda. Hay que intentar que vaya comiendo de a poco. Forzar al niño desde el comienzo, hará que sea más inflexible.

7) No dejar que el niño/a coma nada fuera de los horarios de comida. Si es un niño/a con inapetencia, se saciará ya de antes y no comerá cuando debe comer. Por eso es aconsejable que no coman nada entre horas.

Estos son los consejos que humildemente os puedo dar, en base a mi experiencia personal (como asperger), familiar (tengo un primo pequeño asperger también) y hablando con allegados asperger que tuvieron problemas en su alimentación en la infancia. No soy profesional evidentemente, trato de ayudar con base en experiencias o conocimientos respecto al tema. Por eso si las pautas no funcionan, habrá que recurrir a un profesional que es el que determinará qué hacer y cómo proceder. Pero recalco que la paciencia es fundamental, ya que no se van a ver resultados de inmediato.

Gracias por leerme ¡Saludos a todos/as!


Este es el enlace de mi grupo en Facebook sobre el Síndrome de Asperger:
Viviendo con síndrome de Asperger

Escrito por Héctor Hache.



Cómo decirle a un Asperger que es Asperger.






Como siempre, hablaré sobre mi opinión personal, que no tiene que ser la misma de todos, ni tampoco tiene por qué ser la que a todo el mundo le venga bien. Hablo con base en mi propia experiencia, y experiencias de otros asperger que conozco.
Como ya sabéis yo fui diagnosticado con 6 años. Estuve viendo profesionales desde los 3 años, hasta que a los 6 que me diagnosticaron. Lo supe desde el primer momento, no me lo negaron, pero lo que pasó fue, que no me explicaron debidamente lo que era el asperger, me hicieron ver que era algo malo de lo que había que avergonzarme, por lo tanto en mi infancia, a pesar de saberlo, lo rechazaba. No fue hasta los 12 años que tuve un segundo diagnóstico (como asperger, claro) que empecé a investigar por mi cuenta sobre que era el síndrome de Asperger, a hablar con especialistas, y ahí si empecé a reconocerme y a aceptarlo. Os cuento esto para que veais la importancia de explicar las cosas bien, y como son. Los que ya me conoceis, o hayais leído mi experiencia de vida, ya sabéis que mi madre nunca entendió ni aceptó el asperger, por lo tanto yo nunca lo entendí ni acepté hasta que por mi mismo supe averiguar de qué se trataba, y reconocerme a mi mismo con todas las cosas que leía. Cuando se le dice a un hijo/a que es Asperger, es importantísimo estar muy bien informado al respecto, porque es posible que se hagan miles de preguntas, y hay que estar preparados para responderlas y dejar a vuestros hijos tranquilos.
En mi opinión personal, creo que es conveniente decirlo desde que se sabe. Es algo que forma parte de nosotros, y tenemos derecho a saberlo. Tenemos derecho a saberlo para poder también nosotros entendernos mejor, entender porque nos sentimos diferentes, y darnos cuenta de que simplemente tenemos esta condición, nada malo, nada grave. Simplemente somos Asperger.

Brontosaurus.


Personalmente no entiendo a veces ese “miedo” de decirlo, obviamente no soy padre, no sé lo que es tener hijos, pero vivo en primera persona el Asperger, se lo que es, se cómo somos, se cómo me siento, de lo que soy capaz, de lo que puedo hacer…Y sé que el Asperger no es algo malo, es una condición más, como nuestro color de pelo, ojos o estatura. Creo que sería peor decirle a un hijo que está muy enfermo por ejemplo. Es algo que forma parte de nuestra forma de ser, y debemos saberlo. Si se “engaña” a nuestros niños durante años, diciéndoles por ejemplo que Papá Noel, o los Reyes Magos existen, para luego acabar confesando que es mentira ¿Por qué tanto miedo en decir una verdad, que forma y formará parte de nosotros durante toda la vida? No quiero molestar a nadie, como siempre digo, es mi opinión.
Por lo tanto, recalco que es necesario bajo mi punto de vista decirlo desde que se sabe. En el caso de que no sea así, de que no se comunique al niño/a que es asperger, y llegue a la adolescencia sospechando y notándose diferente, seguramente vaya a preguntar a su madre o su padre. Ahí es el momento para sentarse tranquilamente, relajados, sin tensión, sin que vuestro hijo piense que le vais a contar una desgracia, y le podéis preguntar “¿Qué es lo que sientes, o cómo te sientes respecto a los demás?” Quizá explique cómo se siente, lo que ve diferente en si mismo en comparación a los demás, y ahí sería el momento en el que habría que explicar, que es debido al Asperger. Que el síndrome de Asperger no es nada malo, es simplemente un conjunto de características; una condición que nos hace estar un poco más limitados (no discapacitados) ante ciertas situaciones, como en el ámbito social y la comunicación por ejemplo. A muchas personas les da miedo oír una etiqueta, y más oírla en si mismo “Sindrome de Asperger”, me imagino que aquellos que reciben el diagnóstico sin haber sospechado previamente de él, se sentirán muy asustados. Pero nada que ver…Quizá algunos tengan o tengamos más dificultades en distintos aspectos, pero podemos trabajar, podemos estudiar, podemos crear una familia, casarnos, tener hijos, ser emprendedores, autónomos, independientes, tener una vida completamente normal como cualquier otro ser humano, y creo que es importante recalcar este punto. Muchas personas desgraciadamente y por ignorancia ven el síndrome como algo discapacitante, pero nada más lejos de la realidad. Sí que quizá necesitemos más apoyo que cualquier niño neurotípico para salir adelante, APOYO, no sobreprotección.

Concavenator.


Para aquellas madres que no le habéis dicho a vuestros hijos que son asperger, se lo plantearía como os relaté más arriba, de la forma más simple y sencilla que hay, porque no le vais a comunicar ninguna desgracia, simplemente le vais a contar algo que forma parte de él. No puedo deciros más. No soy padre y quizá podais decir que para mi es fácil decirlo, pero soy Asperger y si no supiera de mi diagnóstico, es así como me gustaría que me lo dijeran, con naturalidad y que me transmitieran tranquilidad.
Cada persona es un mundo, habrá Asperger que se lo tomen bien, y otros a los que les costará aceptarlo un poco más, pero es algo que acabamos aceptando. Por eso para mí es importante que cuanto antes se sepa, es mejor; si se sabe de niño muchísimo mejor, porque de adultos siempre es más difícil aceptar las cosas. Los niños no le dan tanta importancia a las cosas, los adultos sí. Siempre es más fácil para aquellos asperger que ya sospechaban o sabían de serlo antes de recibir el diagnóstico, que para aquellos que lo reciben de forma inesperada. Pero es algo que acabamos aceptando, porque formará parte de nosotros para siempre. El último consejo que puedo dar respecto a esto, a si se da el caso de que un Asperger no acepte su diagnóstico, es que se le trate el tema con la mayor naturalidad, que lea, que se informe, que conozca otros Asperger, que se de cuenta de que es una persona completamente normal, solo que con otro punto de vista, y algunas pequeñas limitaciones, pero que querer es poder, y que si se quiere y se esfuerza, podrá llegar tan alto o más alto que cualquier persona.
Y hasta aquí. Gracias por haberme leído ¡Saludos a todos/as!

Este es el enlace de mi grupo en Facebook sobre el Síndrome de Asperger:

Escrito por Héctor Hache.


Confesiones de una aspie...






 CONFIESO QUE:


>Muchas de las veces que me río en una plática grupal es sólo una sonrisa social, pues en realidad no entendido la broma que a todos les hace gracia.

>Mi cara, mi cuerpo de adulto son una especie de refugio en el que me guardo, por fuera me quedo callado y me mantengo serio cuando por dentro tengo miedo.

>Copié de mi prima de mi misma edad, esa expresión facial, ese gesto de autoridad, cuando hago el papel de mamá.

>Aunque soy altamente sensible ante los daños que pueden sufrir los animales o la naturaleza, en ocasiones con las personas me tengo que forzar para comprender su dolor "profundo" ante cosas que yo considero cotidianas.

>Me desesperan los adultos cuando conversan por más de 10 minutos sobre cosas triviales.

>En el amor me cuesta mucho identificar si te estoy dando mucho o si te he quedado a deber en atenciones.

>Soy un desastre en la administración del tiempo,

>aun así me esfuerzo, y mis pequeños logros por llegar a tiempo son una verdadera proeza.

>Cuando llego a una reunión de trabajo estoy tensa, aun conociendo a las personas (sin saber por qué a ciencia cierta).

>Necesito llevar un orden estricto de mis actividades, o una organización precisa para atenderlas (usando colores es mucho mejor).

>Para hacer mis pendientes siempre requiero una lista,

>me pierdo en la información de un tema extenso a no ser que me detenga a clasificar el contenido por colores.



>Mi mayor temor de adolescente era el rechazo y me provocaba pánico a hablar en público. ¡Pá ni co!

>Les enseño a mis alumnos tal como yo mejor aprendo: De lo general a lo particular (si no lo hago así, yo misma me pierdo).

>He fingido comprender lo que me cuentas cuando tú no me entiendes que debes evitar hablarme sin taaaanto detalle.

>Me aburres cuando vienes a contarme chismes.

>Soy rutinario, no aburrido.

>Requiero un orden que muchas veces tú ves innecesario.

>De niño -hombre de 45 años- creía que los demás eran "tontos" por usar gestos y señas existiendo las palabras. Ahora entiende que es parte esencial de la comunicación humana.

>Me cuesta muchísimo recordar una ruta aunque haya ido muchas veces.

>No recuerdo detalles de imágenes, incluso podría confundir tu auto al que me he subido cientos de veces (yo no tengo memoria fotográfica).

>De niña no entendía eso de celebrar gritando. Ej: El escándalo de mis compañeros de primaria por celebrar un 3er. lugar en salto de cuerda. Decía para mí: -Sí, ganamos un 3er. lugar y ya!

>Debo tener al tanto de datos importantes sobre cuentas bancarias u otros, a alguien de mi sangre (y de mi confianza) por temor a que se me olviden y no los recuerde (Ej. Ante una crisis de ansiedad o estrés).

>No soporto que mi hijo se me acerque a darme beso en la mejilla por más de 3 Segundos.

>De niña aceptaba pacientemente laaargos abrazos de mi tía favorita sólo por eso, porque era mi preferida. Pero llegaba el momento de sentirme en asfixiada.

Ella es mi prima de la que aprendí esa expresión que usan las mujeres en el papel de mamás y ni si siquiera lo sabe jaja.


>Ante una crisis balancearme me ayuda enormemente a regular mis emociones fuertes.

>Debo traer algo en mis manos, entrelazarlas o tocar una superficie o parte de mi cuerpo para disminuir sensación de desasosiego en forma casi rutinaria.

>Confieso que me duele mucho la indiferencia de los demás sobre el cuidado del planeta.

>Me encanta sentir el cariño de la gente, pero no sé qué hacer o cómo demostrarlo en forma espontánea cuando los tengo cerca.

>He ensayado diálogos mil veces para ir a pararme enfrente y hablarte,

>ese saludo que me sale tan natural :) al encontrarte me lo tengo que recordar para poder dártelo.

>Si me dices que vienes o que llamarás y al mismo tiempo o después me das "señales" de que no lo harás, no es suficiente, debes ser claro o  yo te voy a esperar

>Puedo tener mucha energía y en unos minutos, incluso segundos, estar completamente aturdida, desgastada mentalmente,  por estímulos del ambiente😓.

>Mis amistades cercanas y familiares me consideran en muchos ámbitos sobresaliente, y lo soy; mas emocionalmente, no soy tan inteligente 😕.

>Me siento infiltrada en el "mundo aspie" por no tener diagnóstico, al mismo tiempo infiltrada en "mundo NT" por pasar absolutamente desapercibida cuando en realidad no me siento  parte de éste 😳.

Si encontrara estos cubos de mi niñez seria inmensamente feliz. Ya los descontinuaron 😢 confieso que aún los extraño.


>Mientras otras mamás sueñan con un beso efusivo de su hijo adolescente yo pido [a veces] - ¡No te me acerques!

>Algunas mamás serían felices escuchando un: -“¿Mamá me acompañas?” que nunca oyen, mientras a mí él me ruega lo acompañe. En este punto les confieso: Yo le digo -Ve tú hijito, prefiero descansar (estar a solas, lejos de cualquier cosas que perturbe mi mente).

Ojo: lo anterior no significa que no disfrute de su cercanía, de su compañía, solo que necesito espacio ¿me comprendes?? 😕
Afortunadamente él lo entiende, y a veces voy aunque sea sin ganas, saco ánimo para compensarle, para agradecerle, pues cuando yo ocupo "tiempo fuera" él es paciente. 🙂

>Confieso también que he llorado por darme cuenta de mi propia "ingenuidad", esa dificultad por no "ver" la intención real del otro a tiempo. Eso me cae muy mal. 😣

>y aunque te parezca que lo sufro, aunque en parte sea verdad por la confusión o ansiedad, déjame decirte SOY FELIZ con la forma en la que por esta vida me tocó transitar. 🙂

>Por último te diré que por perfeccionista, muchas veces no termino las cosas, cuando para otros están bien hechas, para mí siempre hay algo que mejorar. Y me cuesta horrores decir: - ¡Ya! Así  queda, así se va... Y JAJAJA ya en este instante dejo hasta aquí el escrito o nunca voy a terminar 😅🤣


Esta es mi página de Facebook sobre el Síndrome de Asperger:

Escrito por Paloma.